Saltar al contenido

Leyenda de Mexico

HACIENDO UNA LEYENDA

Cada buen comienzo da paso a una gran historia, el Tequila Leyenda de México se produce en un proceso de 7 fases, cada una incluye un paso específico y crucial para obtener tequila de primera calidad. Nuestra primera etapa comienza en la tierra donde se cultiva el agave azul de Tequilana Weber.

Averigüemos cómo se hace el tequila desde la plantación de agave hasta el embalaje.

CULTIVANDO UNA HISTORIA

1. SELECCIÓN DE AGAVE

Seleccionamos las mejores plantas para ser sembradas únicamente en tierras de Los Altos de Jalisco, aquí se espera alrededor de 9 años para que alcancen la madurez necesaria, y la planta pueda regalarnos sus mejores mieles.

JIMA PERFECTA

2. LA PIÑA DEL AGAVE

Lista la planta al tener una piña gigante al centro, se comienza con la JIMA que consiste en cortar las hojas al ras del corazón del agave.

SEDUCCIÓN EN COCIMIENTO

3. HORNEADO

Al llegar el agave a la fábrica se comienza el proceso de este elixir de los Dioses. La piña es cortada en 4 partes para ser acomodada en los hornos de mampostería, donde se deja cocer lentamente, por un tiempo aproximado de 24 horas. Después de un día de reposo estará listo para la molienda.

TROZOS DE ORO

4. MOLIENDA

El agave cocido es llevado a los molinos para ser exprimido obteniendo un delicioso y aromático jugo llamado mosto el cual es equilibrado en azucares y temperatura para dar paso a su primer trasformación.

EL CUIDADO DE UNA LEYENDA

5-6. FERMENTACIÓN & DESTILACIÓN

Una vez colocado el mosto en las tinas de fermentación se esperara paciente a que la naturaleza haga lo suyo convirtiendo en este proceso los azucares aromáticos en alcoholes deliciosos continuando con el ultimo paso de su transformación.

En alambiques de acero inoxidable con serpentines de cobre y mediante vapor, hacemos un doble proceso de destilación, en cortes de elementos dejando solo el corazón del producto, obteniendo como resultado un excelente Tequila.

TIEMPO DE CREAR

7. EN BARRICA & EMBOTELLADO

Al obtener el tequila, este se destina a las áreas de oxigenación correspondientes para después llevarlo a envasado. Si su destino es llevarlo a barricas se toma la decisión de el tequila en el cual se convertirá, que puede ser desde un tequila joven, hasta dejarlo dormir por 3 a 9 años para crear un Tequila Extra anejo.